HACIENDO NEGOCIOS EN CHINA (3)

Cortesía:

Como se pudo observar en publicaciones anteriores, el protocolo en China, difiere en mucho del comportamiento occidental, por lo tanto, no es de extrañarse, que la cortesía también tenga marcadas diferencias que se deben cuidar al momento de entrar en contacto con esta cultura.

Cuando se ingresa en un despacho o sala de reuniones y no se tiene un sitio asignado mediante el correspondiente cartel o rótulo, debemos esperar a que nos indiquen donde sentarnos. Jamás cometamos el error de elegir el primer sitio que veamos conveniente, o interrumpir a alguien que está hablando. Si la persona que interrumpe es de menor jerarquía, es un hecho prácticamente imperdonable.   Ellos asumen que el representante de mayor rango es el que dirige la reunión y el que tiene el derecho de la palabra.

Al momento de realizar exposiciones, se debe cuidar el equilibrio entre dar importancia al cargo que se ocupa y medir una ostensible demostración de cualidades personales, puesto que, de otra manera, se tomará como una conducta soberbia. En la cultura oriental, se destaca la humildad como una virtud y de igual forma, se tiene que evitar dar precisiones sobre los “deadlines” de la compañía.

Dentro del buen trato, no se debe dar paso a la emoción o entusiasmo desmedido, mostrar impaciencia, impuntualidad o presentarnos incorrectamente vestidos.

Tampoco es prudente tomar la iniciativa para entablar amistad con la contraparte mientras duran las negociaciones.  Ellos no se fijan en las personas. Ellos ven a la compañía. No obstante, algunos podrán interesarse por asuntos familiares y construir relaciones amistosas. 

Una muestra de cortesía muy apreciada por ellos, se da con el aprendizaje de una serie de palabras en su propio idioma; al menos las palabras más usuales como: los saludos, por favor, gracias, lo siento, etc. Al aprender palabras nuevas, asegurémonos del significado para evitar posibles situaciones bochornosas.

Ir «directo al grano» es lo apropiado para actuar de manera clara, pero no será conveniente cuando se trata de entablar una relación.  No se deben tocar temas delicados como la política, que no es bien considerada. Antes de entrar en materia es normal intercambiar una serie de cuestiones sobre temas generales (si nos gusta el país, nuestro viaje, etc.). Lo importante, es hablar de forma corta, sencilla, con frases libres de jergas y de manera pausada para permitir que se entienda lo que queremos decir. 

Como orientación adicional, este enlace presenta las palabras más comunes que se pueden requerir en medio de la sociedad china:

https://www.viaje-a-china.com/guia-de-viaje-china/frases-usuales-chino-mandarin/saludos.htm

Es muy probable que se tenga que presentar el proyecto a diferentes niveles de la organización y por esto, se recomienda llevar por lo menos veinte (20) ejemplares impresos para su distribución.  Toda presentación deberá estar en blanco y negro, reiterando el conflicto que podrían representar otros colores.

No nos debemos extrañar que ellos deseen dar continuidad al proyecto “fuera”. Los chinos son personas muy escrupulosas y estudian detalladamente todos los aspectos. A diferencia de los empresarios occidentales, el chino en gran medida depende de impresiones subjetivas y experiencias personales para la formación de opiniones y resolver problemas.  Es probable, inclusive, que exista una postura comunista que podría influenciar de forma dominante en las negociaciones; por lo que datos empíricos y otros hechos objetivos sólo se aceptarán si no están en contradicción con la doctrina del partido comunista e implícitamente, con sentimientos personales. 

Es frecuente que la responsabilidad recaiga en este partido y en una variedad de burócratas del gobierno; sin embargo, las personas que trabajan dentro de esa red de alguna manera, asumen la responsabilidad de sus acciones y las decisiones locales pueden ser tomadas por un jefe de la colectividad ya que la cultura china es primordialmente colectivista, inclusive en los sectores de libre empresa.

Por otro lado, son muy curiosos y buscan saber cosas sobre las personas con las que tratan, por tanto, no será extraño si hacen alguna pregunta demasiado directa y personal como la edad, el poder adquisitivo, el estado civil o temas similares a lo que no se debe mostrar desagrado o disgusto, dejando que la conversación fluya.  Al reaccionar negativamente, se creará una percepción negativa. Si la pregunta fuera muy incómoda, resulta aceptable acudir a técnicas disuasorias y responder de forma vaga o poco concisa.

De forma contraria, a ellos no se les debe hacer preguntas similares, pues son muy celosos de su intimidad. Como ya se escribió, son poco dados a demostrar sus sentimientos o hablar de temas privados en público. Si se quiere iniciar una conversación o hacer alguna pregunta, se puede aplicar la fórmula de preguntas de poco interés como cuestionamientos generales sobre la familia; la edad de los niños de la casa, que estudian, etc., evitando hacer preguntas personales.

Adicionalmente, tener una pequeña conversación previa antes de las reuniones de negocios, es una buena manera de conocerse mejor y de intercambiar impresiones.  Cualquier tema de conversación informal o que entendamos como adecuado, es válido para dar lugar a un pequeño aperitivo verbal.

“Salvar las apariencias” es un concepto importante de entender: está referido a la reputación de una persona y la situación social se basa en este concepto.  Causar vergüenza o la pérdida de la compostura, aún sin intención, podría ser desastroso para las negociaciones comerciales.  Si una persona del equipo ocasiona un hecho que pueda causar vergüenza en algún aspecto, el hecho bochornoso se asume a nivel empresarial.

Si ellos sonríen y dicen de forma muy correcta y educada “no es un gran problema” o “el problema no es demasiado serio”, están dando a entender que aún quedan escollos en la negociación. Además, de forma radical, no discuten con mayores en edad, rango o posición.  Para ellos, una discusión conlleva la ruptura de la tradición nacional, por lo tanto, se debe evitar dicha situación.

En otro aspecto, los chinos nunca dicen «NO» de forma directa y radical y aunque las respuestas negativas no son consideradas incorrectas; no se utilizan.  Las mejores respuestas son: “puede ser”, “tal vez”, “es probable” o, dejar abiertas las posibilidades con respuestas ambiguas y similares a “lo vamos a discutir”, “déjenos pensarlo” o “se va a estudiar la posibilidad”.

Es relativamente común que los chinos sean considerados astutos por las tácticas y trucos de negociaciones; como cuando demuestran indiferencia si las negociaciones van mal. Lo hacen para crear incertidumbre a la otra parte para que “se ablande”, en especial si se espera llegar a precios más convenientes para ellos.  Incluso, muestran enfado controlado para conseguir rebajas; o usan halagos encubiertos para conseguir sus objetivos.

Por tanto, en el manejo de negocios de este país, se debe ser paciente… muy paciente, persistente, aprender a regatear como ellos, ser cuidadoso y ecuánime para entender que las decisiones podrían demorarse más de lo planeado.  Algunos chinos necesitarán consultar a las estrellas o esperar a un día de suerte antes de tomar una decisión.  Además, no es raro que, una vez firmado el contrato, ellos sigan insistiendo para llegar a un mejor trato en beneficio suyo.

Es necesario también ahondar en el lenguaje corporal, ya que los chinos son muy observadores de este aspecto. Debemos tratar de ser lo más inexpresivos que podamos, pues los gestos pueden dar lugar a interpretaciones equivocadas y distraer al interlocutor. Ellos no son muy expresivos hablando, y por lo tanto no utilizan sus manos para gesticular. Les molesta la gente que gesticula mucho con las manos o vocea o habla a gritos (con el tono de voz alto). De igual forma, se debe evitar llevar la mano a la boca. Es un gesto de mala educación.

No señalaremos nunca con nuestro dedo índice y si se quiere hacer alguna indicación, deberemos hacerlo con la palma de la mano abierta. Por regla general en este país, se señala con la mano entera abierta, nunca con un dedo. Tampoco debemos utilizar el dedo índice para llamar la atención de una persona (un camarero, un botones, un dependiente, etc.) lo correcto será hacer un gesto con toda la mano abierta, cerrando los dedos hacia nuestro cuerpo, indicando que requerimos su presencia o atención.  Chasquear los dedos está considerado como una falta de educación y no es una forma correcta de actuar para ellos.

Se insiste en el cuidado del contacto físico. Una regla importante para las relaciones en China es la premisa de que «No se toca nunca».  Cuando se trata del apretón de manos, no tiene que ser prolongado, ni colocar la otra mano sobre las manos que están saludando o tomar el brazo de la persona a la que se está dando la mano. Este tipo de «afectos» no son costumbre local y no están bien vistos, más si se trata de una mujer. Por ejemplo, no se considera normal ayudar a una dama a ponerse el abrigo o abrir una puerta delante de ella.

Con relación a los pies, ni se nos ocurra poner nunca los pies sobre una mesa o una silla. No haremos ningún gesto con los pies; ni pasaremos ningún objeto con ellos, como empujar una caja o bulto. Los pies siempre tienen que estar juntos en el suelo.

La nariz es parte importante dentro este acápite. Los chinos no ven demasiado higiénico soplarse la nariz con un pañuelo que luego guardamos en el bolsillo. Lo mejor es que utilicemos cualquier tipo de pañuelo desechable y una vez utilizado, botarlo en un basurero. Si alguien se sopla la nariz cerca nuestro, deberemos alejarnos.  Dentro de sus costumbres, es común soplarse la nariz con la mano, sin usar un pañuelo y aunque esto está cambiando y ya no es tan común verlo, no nos asombre si vemos que algunos chinos se suenan la nariz y lo hacen directamente al suelo, en la calle. Para ellos no es ninguna falta de educación sino una costumbre admitida.

Una vez terminada la reunión, de acuerdo a su protocolo, los visitantes o invitados deben ser los primeros en abandonar la sala de reuniones. 

Como recomendaciones especiales, en las normas de conducta, el silbar se considera inaceptable al igual que dar la espalda, porque es una de las mayores muestras de descortesía.

Dentro de esta cortesía corporativa, los regalos son otro tema complejo que, por su amplitud, se tratará en una siguiente publicación.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Redactado por: Claudia STOHMANN. R. d A., comunicadora, oradora, escritora, experta de etiqueta y protocolo, y escritora de ProtocolToday. 

27 de Octubre 2021, Bolivia

Categoría: Comunicación Intercultural

Referencia: CS271021CI

ProtocolToday is an expert organization, Founded by professionals with years of experience in Cultural Intelligence and Soft Diplomacy. They offer well-researched training programs to help you prepare for the international presence. Enhance your abilities to dine, converse, and present at an international stage.

Become discreet and make your mark!

HACIENDO NEGOCIOS EN CHINA (2)

 Vestuario:

En la cultura china, la imagen empresarial, tiene connotaciones occidentales: Los hombres de negocios usan ternos en colores neutros como grises o azul marino y las corbatas en colores tenues y conservadores, aunque dichas prendas no son una norma.  No es habitual su uso en las reuniones de negocios, pero sí son obligatorias en las reuniones institucionales. 

Las mujeres usualmente vestirán trajes o vestidos de estilo y colores conservadores; con blusas de cuello alto y manga larga; ya que, si la mujer muestra “demasiado” se puede advertir como una actitud ofensiva y debido al énfasis en el estilo conservador y la modestia en el vestir, los zapatos tienen que ser planos o con un tacón bajo, puesto que, el tacón alto en el calzado para la mujer, -más aún si se tiene más altura que los anfitriones-, sólo es aceptable en recepciones oficiales ofrecidas por un diplomático extranjero. 

A este tipo de eventos formales, los hombres deberán llevar traje y corbata ya que el esmoquin u otras prendas de Etiqueta occidental, no forman parte de la cultura china.

Es común que los emprendedores vistan trajes en tonos oscuros y modelos clásicos. Los colores brillantes o cualquier otro detalle fuera de lo tradicional, generalmente, serán observado como inadecuado.  En cuanto a la vestimenta informal debe ser conservadora, sin grandes estridencias y los jeans son aceptables dentro el rango de ropa casual tanto para hombres, como para mujeres.  Los pantalones cortos están reservados exclusivamente para hacer ejercicio, sin importar la temperatura reinante.

Saludo y presentaciones:

Como una norma general dentro de la cultura oriental, los chinos no dan acceso al contacto físico al momento del saludo.  Los golpecitos en la espalda, tocar en el brazo, los besos o abrazos, no están bien vistos.  Para ellos, no es correcto expresar sentimientos en público. 

Aunque las reverencias ya no son lo más común en estos días y en la China ha existido en las últimas décadas una simbiosis entre lo oriental con lo occidental, hasta antes de la época del Covid 19, se dio apertura a la occidentalización del saludo, admitiendo el apretón de manos como algo normal en el mundo de los negocios, sin embargo, cuando acceden al apretón, realizan dicho saludo, inclinando levemente la cabeza, siendo que de forma convencional, a diferencia del saludo japonés, los chinos realizan la reverencia desde los hombros a la cintura. Si nos enfrentamos a este saludo, recordemos esta característica y haremos una leve inclinación del cuerpo, echando los hombros hacia adelante. Con el saludo de mano, se recomienda esperar a que los anfitriones chinos ofrezcan la mano primero.

Al momento de saludar, rige la norma de dirigirnos primero a los mayores de edad o rango y, si se tiene a un grupo amplio en frente, normalmente notaremos que formarán una línea con el más importante o de mayor rango a la cabeza.  Usualmente, el de mayor rango, será el primero en ingresar a la habitación.

Si se tienen que hacer las presentaciones, rige la formalidad y se deben utilizar títulos formales. El orden es: apellido más nombre, acompañando el puesto de trabajo. Si no se conoce el título o el cargo de la persona, lo mejor será llamarla “Señor” (Xiānshēng),  “Señora” (Tàitài) o Señorita (Xiǎojiě), nunca se llamará a un contacto de esta región, por el nombre o solamente por el apellido.  Por ejemplo, si nos presentan a la Señorita Lin Jinhao, la llamaremos “Señorita Lin”, pero nunca directamente por el nombre de pila.

Por tradición, los chinos escriben primero el apellido, luego el segundo nombre y finalmente, el primero. El segundo nombre es el que suele usarse entre familiares y amigos. En determinados círculos empresariales y diplomáticos, el protocolo impone el enunciado del título o rango, como, por ejemplo, el “Presidente X”, el “El parlamentario Y”, o el “General Z” y es parte de un protocolo general, que tampoco se debe llamar a un empresario chino sólo por el apellido.  El apellido debe ir acompañado con el puesto o las funciones de trabajo:  Por ejemplo: “Secretaria Ma”, “Director Chen”.

Como recomendación especial, cuando seamos presentados, ojalá podamos elegir un nombre corto y fácil de pronunciar. Si ellos no lo recuerdan, no es raro que seamos llamados de maneras que les resulte fácil o con sobrenombres que se relacionen a nuestras características físicas, como “pelirrojo bajito” o “flaca alta”, lo que podría no resultar de nuestro agrado.

Existen hasta 12 maneras diferentes de decir “Hola”, pero en el mundo de los negocios, el saludo formal y de respeto es 您好 (nínhǎo) o 喂.  «Wéi».  La palabra pīnyīn, es el saludo usado exclusivamente para contestar el teléfono. La frase más utilizada es “¿Nǐ hǎo ma?” que tiene una significancia similar a “¿Cómo está?”, al cual se debe contestar “Hǎo! Xièxiè!” (“¡Bien, gracias!”). 

Existen otras formas casuales de saludo, muchas provenientes de saludos occidentales para las circunstancias informales, y si se requiere saber más al respecto, se pueden encontrar en este enlace:https://studycli.org/es/learn-chinese/the-top-12-most-common-ways-to-say-hi-in-chinese/

Una costumbre que no es común en el mundo occidental, ocurre cuando somos recibidos por un grupo de personas. Si asistimos a un teatro, escuela o lugar de trabajo, y nos brindan un aplauso en señal de bienvenida, deberemos devolver la atención con el mismo gesto de un aplauso breve.

Si estamos sujetos a presentarnos en público, el saludo y nuestra expresión debe mostrar autocontrol, modestia y educación.  En el trato de ellos, su actitud tímida o introvertida podría equivocar nuestra impresión.  No es descortesía y mucho menos hostilidad.  Por el contrario, para ellos, es una muestra de respeto.

Es un tanto común que la primera pregunta para iniciar una conversación sea si hemos comido y aunque no lo hayamos hecho, se tiene que decir que sí.

Tarjeta de Visita:

Como es costumbre, se sugiere que sean presentadas en dos idiomas: por una cara, en nuestro idioma local (o en inglés, que es el idioma internacional de los negocios) y por la otra, en el idioma chino; mejor aún, en el dialecto del lugar de nuestro contacto. (Para esto, se puede acudir al asesor local que brinda la información necesaria). Esta elegante muestra de consideración y cortesía, será valorada por nuestros interlocutores.

Otra consideración importante a la hora de imprimir nuestras tarjetas, será cuidar el color y la tinta de las mismas. No se debe utilizar tinta de colores que para ellos tengan un significado especial. Una de las mejores elecciones son los caracteres dorados: significan para ellos buena suerte, prosperidad y prestigio.

Para el diseño, se aconseja utilizar el blanco y el negro, entendiendo que, en la cultura china, el color no significa lo mismo a la hora de escribir. Por ejemplo, no se debe escribir nunca en rojo ya que les recuerda la sangre y los grandes problemas habidos en su revolución cultural. En cuanto a los caracteres, será mejor utilizar los caracteres simples de la escritura China y no los clásicos caracteres que se suelen utilizar en Taiwán o Hong Kong.

El informar sobre el prestigio o cargo que se tiene, adquiere bastante trascendencia al momento de los negocios; dado que a ellos les gusta saber con quién hablan y conocer si se tiene algún poder de decisión en la toma de acuerdos finales.  Será mejor que a una reunión importante, acuda un personero de rango importante. De la misma forma, si la empresa a la que se representa, es una de las más grandes del país o una de las más veteranas, se recomienda hacer constar este dato en la tarjeta de visita o indicarlo en las presentaciones, pues son detalles muy valorables por ellos.

Dentro de la Etiqueta China, las tarjetas de visita se intercambian al empezar cualquier reunión y se debe prever tener en cantidad suficiente para dar una a cada persona que acuda a la misma, considerando que, en la mayoría de los casos, las delegaciones chinas suelen ser numerosas.

Cuando se entregan, se deben dar con las dos manos y con la grafía china vista (es decir, por la cara que está escrita en chino o en el dialecto local) y se deben aceptar con ambas manos por las esquinas, mostrando interés por la misma (es decir, se debe ver con atención lo que muestra la tarjeta). Ellos asumen esa muestra de interés, como una actitud debidamente cortés, para que confirmen que nos interesa la información que se detalla. Un cuidado inminente, es nunca tapar el nombre con el dedo, pues se considera una ofensa (Se atribuye a que el nombre impreso en la tarjeta es una representación física de su espíritu).

Llevar la tarjeta directamente a la cartera, billetera, carpeta o tarjetero sin mirar; o lanzarla a la mesa o peor aún, meterla en el bolsillo; son considerados actos groseros. Guardar las tarjetas por debajo de la línea de la cintura (es decir bolsillos de los sacos, pantalones, bolsillo trasero, etc.) también se asume como una falta de respeto, al igual que escribir en una tarjeta de negocios. Todas estas son actitudes que saltan las normas establecidas de Etiqueta para hacer buenos negocios en ese país. 

Se aclara que la antigua tradición china, indicaba dar y recibir estas tarjetas con una inclinación de cabeza o reverencia, pero como se dijo, ya no es común; sin embargo, si se hace, se adquirirá respeto.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Redactado por: Claudia STOHMANN. R. d A., comunicadora, oradora, escritora, experta de etiqueta y protocolo, y escritora de ProtocolToday 

01 de Septiembre 2021, Bolivia 

Categoría: IC 

Referencia: CS010921IC

ProtocolToday is an expert organization, Founded by professionals with years of experience in Cultural Intelligence and Soft Diplomacy. They offer well-researched training programs to help you prepare for the international presence. Enhance your abilities to dine, converse, and present at an international stage.

Become discreet and make your mark!

HACIENDO NEGOCIOS EN CHINA (1)

Bajo los criterios de la inteligencia cultural y global, damos inicio a un compendio que involucra detalles primordiales para las relaciones de contacto y negocios en China; un país de cultura y tradiciones milenarias.

Es de conocimiento general, que, en muchos aspectos, sus costumbres son diametralmente opuestas a las costumbres occidentales y, a diferencia de muchas culturas que se van disipando en la modernidad, China es un país que se ha arraigado en ella, lo que los convierte en una opción maravillosa e interesante para conocer, pero al mismo tiempo, “un grupo complicado” para acceder si no se los conoce por lo menos de una manera básica en cuanto a sus paradigmas, entorno, tradiciones y hasta supersticiones.

Este, viene a ser uno de los contenidos más extensos por existir muchos temas en los que se debe profundizar para un desenvolvimiento y corrección apropiados y así no cometer errores que pueden ser trascendentales para no perder el curso de un buen contacto o una buena relación comercial.

Agenda:

Idealmente, se requiere tener una invitación para hacer negocios en China y de manera inevitable, se tiene que planificar con varios meses de antelación.  Luego de llegar a un acuerdo, es factible enviar la documentación requerida o necesaria para iniciar las negociaciones.

Para concertar citas, lo aconsejable es acudir a la embajada o consulado en nuestro país para que nos ayude a preparar la visita de negocios y orientarnos sobre los principales pasos a seguir. Generalmente, tienen la disposición de facilitar contactos provechosos y una lista de direcciones para conseguir un intérprete que colabore con pormenores antes, durante y después de los contactos o reuniones, puesto que, siendo una cultura muy diferente, podrían ser muy útiles, sobre todo, para entender las sutilezas, protocolo y de todo lo que se trata durante las reuniones.

Es recomendable, prácticamente indefectible, buscar los servicios de una consultora local, que guíe en los pasos a seguir (Se considera un país muy burocratizado). Dichas consultoras, agilizan de manera admirable los trámites necesarios y las muchas cuestiones que se presentan para llegar a buen puerto en los negocios de este país. Adicionalmente, ayudarán a evitar un fraude y, por otro lado, su contratación, transmite mayor fiabilidad para los interlocutores chinos. Estos mediadores también facilitan la tarea de conseguir un buen «guanxi», cuya traducción literal es: «entablar relaciones»; lo cual se convierte en un concepto de gran relevancia en la cultura empresarial china, ya que se establece una buena «cadena de relaciones» que ayuda en el desarrollo de buenas negociaciones; bajo el entendido que son muy ceremoniosos y se necesita paciencia y tranquilidad para avanzar “paso a paso” con ellos, a su propio ritmo.  Estos consultores, ayudan a hacerlo sin tanto esfuerzo como se necesitaría para lograrlo de forma aislada (por no decir que sería prácticamente imposible).

Después de un gran esfuerzo por retornar a la vida normal luego de la pandemia, el horario comercial ha cambiado. En algunas empresas se ha establecido los fines de semana de 2,5 días. Por tanto, será necesario coordinar una reunión o visita, con la anticipación necesaria.

Los horarios de oficina habituales eran de 8 de la mañana a 5 de la tarde de lunes a sábado. Sin embargo, en las ciudades más grandes la occidentalización de sus costumbres ha dado lugar a que los horarios de trabajo sean de lunes a viernes.

En general, para tiempos y fechas, el mejor horario para los negocios es durante la mañana, hasta la hora de comer y las mejores épocas para concertar entrevistas y reuniones abarcan de abril a junio y de septiembre a octubre.

La mayor parte de los trabajadores disponen de 2 horas al mediodía para comer; este horario suele ser entre las 12 y 14 horas aproximadamente. Su sistema es tan hermético y cuadriculado, que prácticamente en esta hora cierran todos los servicios comerciales y de cualquier otro tipo (hasta los más necesarios).  En condiciones normales, los locales comerciales están abiertos desde las 9 de la mañana hasta las 7 de la noche, pero, al igual que ocurre con las oficinas, las capitales más comerciales podrían permanecer abiertas hasta las 10 de la noche.

En la mayor parte de los despachos y dependencias del Gobierno, los viernes por la tarde se dedican a cuestiones políticas internas y no es una buena fecha para poner ningún tipo de reunión con estas autoridades. Es un tiempo conocido como «estudio político» de los funcionarios y estos, no se prestan para otras actividades.

Cuando se programan visitas y citas, el calendario chino, va a tener una serie de fechas que no suelen coincidir con las del calendario occidental. Una de las fechas más importantes, por ejemplo, es el 1ro. de mayo, en que es habitual que los comercios y empresas permanezcan cerrados durante una semana con una fecha de inicio que puede variar en función al anuncio oficial de las autoridades.

Entre los días de fiesta establecidos por la ley están el día de Año Nuevo (el 1º de enero), con un día de descanso; la Fiesta de la Primavera, Año Nuevo de calendario agrícola o lunar, con tres días de vacaciones; el Día Internacional de la Mujer Trabajadora (el 8 de marzo); el Día del Árbol (12 de marzo); el Día Internacional del Trabajo (el 1º de mayo), con tres días de descanso; el Día de la Juventud de China (el 4 de mayo); el Día Internacional del Niño (el 1º de junio); el Día de la Fundación del Ejército Popular de Liberación de China (el 1º de agosto); el Día del Maestro (el 10 de septiembre) y la Fiesta Nacional (el 1º de octubre), con tres días de suspensión de actividades.

En cuanto a las grandes fiestas tradicionales de China, destacan la Fiesta de la Primavera, la Fiesta de las Linternas, la Fiesta de la Pureza y la Claridad, la Fiesta «Duanwu» y la Fiesta del Medio Otoño. Las minorías étnicas conservan sus fiestas propias, por ejemplo, la de «Arrojar Agua» de la etnia dai, el gran festival Nadam de los mongoles, la de las «Antorchas» entre los yi, la «Danu» de los yao, la «Feria de Marzo» entre la etnia bai, el «Geyu» de los zhuang, el «Losar» (Año Nuevo Tibetano) y el «Ongkor» (la Fiesta de la Cosecha) de la etnia tibetana, y la de «Tiaohua» (danzar con flores) entre los miao.

Averiguar con exactitud estas fechas para planificar una cita de negocios, evitará que nos enfrentemos con “un tiempo perdido” u otro tipo de dificultades para negociar a buen tiempo, más aún, si la anulación de una cita o impuntualidad se consideran una ofensa para la persona o personas que esperan. Debemos ser muy puntuales para empezar con buen pie las relaciones en el país oriental. Como siempre en estos casos, lo mejor es llegar con una cierta antelación y realizar una sutil antesala hasta la hora indicada. (Para ellos, es mejor llegar un poco antes que llegar tarde).

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Redactado por: Claudia STOHMANN R. d A., Comunicadora, oradora, escritora, experta de etiqueta y protocolo, y escritora de ProtocolToday

16 de Agosto 2021, Bolivia 

Categoría: IC 

Referencia: CS160821IC

 

ProtocolToday is an expert organization, Founded by professionals with years of experience in Cultural Intelligence and Soft Diplomacy. They offer well-researched training programs to help you prepare for the international presence. Enhance your abilities to dine, converse, and present at an international stage.

Become discreet and make your mark!

INTELIGENCIA CULTURAL- MENTALIDAD GLOBAL

El mundo está cambiando más rápido que nunca. En este momento, todos nos estamos encontrando con nuevos desafíos que los que ha enfrentado cualquier otra generación, con Covid 19 alrededor; es imperativo que evolucionemos más rápido y adaptemos formas sólidas de trabajar, conectar e interactuar con las personas, no solo a nivel nacional sino internacional.
Por lo tanto, es importante para los empresarios / ejecutivos / diplomáticos y todos los demás que estén dispuestos a crear su presencia internacionalmente deben poseer y mostrar una mentalidad de crecimiento que sea más global. Trabajar con personas de diferentes culturas / países requiere habilidades adicionales. Para consumar negocios importantes, proyectos que necesiten financiación internacional, proyectos gubernamentales y todo lo demás que sea directa o indirectamente, se requiere interactuar e intercambiar ideas con personas de diversas culturas que no es la suya y esta requiere de habilidades adicionales.

Algo que parece apropiado y elegante en una cultura podría significar lo contrario en otra cultura. Por ejemplo, la presentación de un ramo de flores de crisantemo muestra lealtad y amor devoto en Japón. En Estados Unidos simboliza alegría, en Europa, se asocia con la muerte. Por lo tanto, ser consciente de las diferencias culturales, aprender algunas palabras del idioma local o cualquier característica distintiva de esos países / culturas ayudará a romper las barreras; construir aliados fuertes y duraderos en todo el mundo.

Si bien comprender los elementos de la inteligencia cultural ayuda a construir puentes, es importante también mostrar lo mejor de nuestros modales y etiqueta, habilidades de comunicación refinadas, seguir el protocolo adecuado y parecer elegante / con clase para crear esa primera y eterna impresión en los demás. Siempre hay que recordar que no solo nos presentamos a nosotros mismos, sino que representamos a nuestra empresa y país. En base a lo que otras personas harán impresiones sobre nosotros. Una impresión positiva podría conducir a asociaciones significativas y puede abrir puertas a mayores oportunidades.
ProtocolToday es una organización experta, fundada por profesionales con años de experiencia en Inteligencia Cultural y Diplomacia Suave. Ofrecen programas de capacitación bien investigados para ayudarlo a prepararse para la presencia internacional. Mejore sus habilidades para cenar, conversar y presentarse en un escenario internacional.

¡Sea discreto y deje huella!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Reflexion y redactado por Kruti SHAH, entreanadora con licencia en habilidades de mentalidad global ProtocolToday Academy.

01 Mayo 2021, India

Categoría: Comunicación Intercultural

Referencia: KS010521CI

ProtocolToday is an expert organization, Founded by professionals with years of experience in Cultural Intelligence and Soft Diplomacy. They offer well-researched training programs to help you prepare for the international presence. Enhance your abilities to dine, converse, and present at an international stage.

Become discreet and make your mark!

LA INTELIGENCIA CULTURAL Y SU IMPORTANCIA EN LOS NEGOCIOS INTERNACIONALES

Más allá de la relevancia o irrelevancia de la etiqueta y el protocolo desde un enfoque  empresarial millenial. Considero que si hay un tema de vital importancia para los negocios que sigue muy vigente hasta nuestros días y que vale la pena divulgar. Que es “la inteligencia cultural“.

La inteligencia cultural, es uno de los grandes retos de la humanidad y sobre todo uno de los principales obstáculos en el mundo de los negocios.

Entender la importancia de la comunicación intercultural en los negocios internacionales es un tema de suma relevancia para las personas que desean tener éxito con sus proyectos a nivel internacional.

Ya que, a pesar de vivir en una era digital, híper-conectada y colaborativa donde a veces pareciera que el mundo se rige por una cultura global única. Las diferencias culturales y la percepción de la realidad entre las naciones y las personas siguen muy presentes, incluso dentro de un mismo país.

Por ello, es importante conocerlas y comprenderlas para lograr construir relaciones comerciales exitosas.

Desde mi perspectiva existen factores clave que determinan el éxito de la comunicación intercultural efectiva en los negocios, empezando por la apertura de pensamiento (no prejuicios, no paradigmas), la capacidad de adaptación a diferentes contextos, la imitación, y sobre todo la capacidad de relacionarse con personas diferentes de cultura y pensamiento.

“Las naciones como las personas no son peores o mejores que otras, solo diferentes y únicas”.

Es de suma importancia que antes de aventurarnos a iniciar negocios en el extranjero, tengamos la oportunidad de conocer a fondo la cultura de nuestros posibles socios comerciales y si es posible contar con colaboradores internos originarios de ese país, ya que solo ellos son capaces de comprender completamente los sentimientos y necesidades del cliente en base a los valores y rituales culturales de su propio pueblo.

Y sobre todo nunca olvidar que trabajamos con personas, que la comunicación efectiva va más allá del dominio oral y escrito de los idiomas, es algo más complejo. Se trata de conectar con las personas a través de sus creencias, emociones y valores.

Por esta razón, el éxito de los negocios radica en comprender los sentimientos, valores y necesidades de la sociedad donde se pretende incursionar y por supuesto de nuestros clientes.

“Un cliente conectado y satisfecho con nuestro proyecto, es un cheque al portador y nuestro mejor canal de promoción”.

Para concluir me gustaría citar las palabras del Dr. Uh Sung Kim, catedrático de la Universidad de Estudios Extranjeros de Busán, Corea del Sur con respecto a este tema:

Para el ámbito empresarial, “Las diferencias culturales entre los pueblos adquieren demasiada relevancia” debido a que desconocer los sistemas de valores propios a cada cultura, que se manifiestan en actitudes y comportamientos distintos, pueden derivar en malentendidos que ocasionan problemas”.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Reflexiones y redactado por Darinel HERRERA, Director de ExportaMX, exalumno y escritor de ProtocolToday;

01 de Julio 2021, Países Bajos

Categoría: Comunicación Intercultual

Referencia: DH010621IC

ProtocolToday is an expert organization, Founded by professionals with years of experience in Cultural Intelligence and Soft Diplomacy. They offer well-researched training programs to help you prepare for the international presence. Enhance your abilities to dine, converse, and present at an international stage.

Become discreet and make your mark!