PERSPECTIVAS DE LA BIBLIOGRAFÍA DEL PROTOCOLO

La sociedad humana ha sufrido una evolución muy grande desde los albores de su nacimiento. El ser humano ha estudiado y adaptado el mundo que le rodea con el fin de sobrevivir y conquistar cuotas altas en términos de calidad de vida. Pero para nos hemos tenido que dotar de una forma de investigación denominada método científico y cuyo concepto ha ido evolucionando a lo largo de la historia. Esta es, sin duda, la forma en que obtenemos conocimiento en la actualidad y es la única manera en que conseguimos obtenerlo de forma objetiva y con validez universal.

El protocolo, para desgracia de las personas que nos dedicamos a él y lo investigamos, tiene muy poco desarrollada la literatura de carácter científico. Desde el principio de los tiempos aquellos que lo han ejercido no han necesitado registrarlo o estudiarlo, puesto que su conocimiento es algo basado en los usos, costumbres y legislación, por consiguiente, es algo que se transmite de persona a persona. Aunque, por otro lado, esta situación que estamos describiendo tiene una parte positiva, que no es otra que tengamos muy desarrollada la literatura de tipo profesional o pragmática. Es decir, personas que ejercen la profesión y que escriben sobre ella. El problema que tiene esta aproximación es que cada autor, en función de la rama de conocimientos de la que proviene -derecho, comunicación, etc.- y del sector en el que ejerce el protocolo -oficial, corporativo o social- ve la disciplina de una u otra manera. Por tanto, ve y describe su parcela de la realidad protocolar. Por tanto, en ausencia de la aplicación de un método científico que le dé objetividad y universalidad a su aproximación, es una visión particular y «sesgada» que no se puede tomar como una verdad absoluta (Delmás Martín, 2021, p. 2865).

Esta última perspectiva sobre la realidad de la literatura existente del protocolo, ya la describía perfectamente  Álvarez Rodríguez (2008, p. 162) en una investigación científica que realizó sobre la bibliografía de la materia. Concluyó que ésta, tenía un marcado carácter pragmático y que estaba tratando de acercase a la parte más académica. Analizando la trayectoria en su conjunto llegó a la conclusión de que, en España, se habían generado cuatro escuelas, corrientes u aproximaciones distintas en las que se puede unificar la literatura de tipo profesional sobre protocolo: la escuela diplomática, la escuela histórica, la escuela jurídica y la escuela comunicológica.

La primera de ellas es la perspectiva diplomática. El autor considerado como el padre de la misma es José Antonio de Urbina. Licenciado en derecho ejerció durante muchos años en la carrera diplomática, por tanto, no cuesta imaginarnos porque él fue quien consideraba el protocolo como una herramienta para el entendimiento entre naciones. 

En segundo lugar, tenemos la corriente jurídica y, como su propio nombre indica, centra el estudio del protocolo principalmente a través de las leyes, normas y reglas que se han aprobado en el transcurso de los tiempos. Si lo pensamos bien tiene su sentido, puesto que los profesionales de esta materia partimos de ellas como base de nuestro trabajo y son la esencia de la ciencia del protocolo. Caló muy rápidamente en los profesionales de la época y es lo que ha llevado a que muchos profesionales y estudiosos de la materia actualmente consideren que solo es protocolo aquello que proviene de la esfera oficial -del derecho-, puesto que proviene principalmente de la legislación vigente. Desde mi perspectiva personal, y tras haber estudiado la literatura científica, este punto de vista es parcial y no nos permite tener una visión holística del protocolo. El autor más representativo de esta corriente jurídica es Francisco López-Nieto.

Seguidamente, la tercera corriente es la histórica. Ésta centra su estudio básicamente desde la narración de las tradiciones, costumbres y usos sociales que a lo largo de la historia se han ido sucediendo. Hace aportaciones muy importantes también igual que las anteriores. Consideramos como el autor más destacado de esta corriente a la Felio A. Vilarrubias.

Por último, tenemos la perspectiva comunicativa. Ésta es la que ha impulsado en gran medida el protocolo. Al considerarlo como una herramienta de comunicación para organizaciones públicas y privadas, y generador de reputación e imagen de marca, ha iniciado su estudio en las áreas de ciencias de la comunicación con el fin de poder obtener el mayor partido y beneficio posible de ella. Es una de las más populares hoy en día y la que cuenta con más seguidores y estudiosos.

Finalmente, respecto a las escuelas, cabe hacer dos aclaraciones que hace la autora, y que desde mi estudio de la materia refuto: la primera de ellas es que, a pesar de que las diferentes escuelas se han ido sucediendo en el tiempo, ninguna de ellas ha anulado las anteriores. Todas ellas se consideran con vigencia y aportan una visión a la disciplina. Por otro lado, se desprende una conclusión muy clara, y es que ninguna de todas estas ramas de estudio del protocolo por separado es capaz de dar solución a las necesidades de la disciplina actualmente. Sin embargo, todas juntas nos aportan más significado.

Por consiguiente, para poder entender el protocolo en su plenitud hemos de verlo desde la perspectiva diplomática, histórica, jurídica y comunicológica, pero también desde la sociología, la antropología y otras disciplinas que le aportan (Bernad Monferrer, Rubio Calero, & Delmás Martín, 2021, p. 2758). Nuestra disciplina es como un prisma con muchas caras y solo contemplándolo desde todas lo entenderemos completamente y seremos capaz de desarrollar la ciencia del protocolo.

BIBLIOGRAFÍA CIENTÍFICA

Álvarez Rodríguez, M. L. (2008). Nociones de protocolo desde la bibliografía de sus autoridades. Revista Latina de Comunicación Social, (63), 165-173. https://doi.org/10.4185/RLCS-63-2008-760c-165-173

Bernad Monferrer, E., Rubio Calero, D., & Delmás Martín, D. (2021). Protocolo: dispersión de su conocimiento en otros campos. En La comunicación a la vanguardia. Tendencias, métodos y perspectivas. (pp. 2737-2759). Madrid: Editorial Fragua.

Delmás Martín, D. (2021). Una experiencia en análisis de contenido de definiciones de protocolo propuestas por profesionales del sector. En La comunicación a la vanguardia. Tendencias, métodos y perspectivas. (pp. 2846-2869). Madrid: Editorial Fragua.

Redactado por Daniel DELMÁS, Profesional de eventos, protocolo y escritor de Protocoltoday Magazine. 

20 de Septiembre 2021, Países Bajos

Categoría: Protocolo de Negocios

Referencia: DD200921PN

ProtocolToday is an expert organization, Founded by professionals with years of experience in Cultural Intelligence and Soft Diplomacy. They offer well-researched training programs to help you prepare for the international presence. Enhance your abilities to dine, converse, and present at an international stage.

Become discreet and make your mark!

Entradas recomendadas