RETOS DEL PROTOCOLO EEN EL SIGLO XXI (II)

Continuando con la serie de artículos sobre los retos del protocolo esta vez vamos a presentar el segundo: la escasez de literatura científica. Os dejamos al final de este texto el enlace al artículo anterior por si no lo habéis leído.

ENLACE AL PRIMER ARTÍCULO: https://protocoltoday.nl/es/retos-del-protocolo-en-el-siglo-xxi-i/

SEGUNDO RETO: ESCASEZ DE LITERATURA CIENTÍFICA

Probablemente más de uno habréis pensado, ¿y por qué esto es un hecho negativo? La realidad actual es que el conocimiento en las sociedades modernas se construye a través del método científico. Es la única forma en la que nos aseguramos de que las conclusiones a las que llegamos y los hechos que refutamos puedan ser consideramos objetivos y universales. Es así como ha avanzado la ciencia médica, la psicológica o cualquier otra.

El protocolo es una disciplina eminentemente práctica, por lo que no ha habido nunca una necesidad de hacer su registro y estudio. En la actualidad contamos con muchos manuales de protocolo; pero, el problema es que están escritos desde la experiencia profesional del autor y no desde la objetividad que nos otorga la cientificidad. Por tanto, suponen obras subjetivas e individualistas. No es que lo que dicen sea incorrecto, per se, pero solo representa la parcela de la realidad que ha experimentado el autor.

No obstante, a pesar de lo que pueda parecer, este segundo reto, dentro del protocolo no resulta nuevo. Sierra Sánchez & Sotelo González (2008) llevaron a cabo una investigación sobre el estado del protocolo a nivel jurídico y profesional. Su primera conclusión es que poder estudiar la materia del protocolo es complicado por la escasez de material en el que basarse desde una perspectiva científica y académica. Lo curioso del tema es que los autores citan a López Nieto, el cual, 23 años antes, llegaba a la misma conclusión.

Por otro lado, Álvarez Rodríguez (2008b) hace un estudio de la amplia bibliografía de la disciplina hasta el año 2006 siempre que cumpla dos requisitos: autores españoles y material específico de protocolo y ceremonial. El resultado obtenido fue 170 obras y en su análisis concluyó que había una carencia de títulos cuyos autores estuvieran vinculados a la universidad y que había una casi inexistencia de libros considerados de tipo científico-teórico, lo que deja el resto, es decir, la inmensa mayoría, como bibliografía fruto de la experiencia profesional (o no) del autor.

Más adelante, Ramos Fernández (2014) en un artículo científico hace una reflexión sobre la bibliografía protocolar. Considera que el mercado bibliográfico es mejorable. Afirma que la literatura existente está compuesta en su mayoría por gran cantidad de monografías que tienen carácter de manual práctico o descriptivo de gran variedad de temas, pero que no siempre profundizan en el porqué de sus afirmaciones. Es decir, carecen de carácter científico.

Otro trabajo que va en esta línea argumental es el de Pulido Polo (2015). Hace un análisis de la literatura existente en la disciplina y llega a tres conclusiones:

La primera es la misma a la que, desde 1985, han llegado el resto de los autores: la existencia de escasa literatura científica en torno a la disciplina.

Por otro lado, señala que los trabajos que hay tienen muy poca profundidad a la hora de abordar el objeto de estudio y finalmente, añade que muchos de estos trabajos tienen una baja calidad metodológica, careciendo de diseños metodológicos bien construidos donde se definan los métodos y técnicas científicas empleadas para su desarrollo.

Por tanto, este reto tiene una consecuencia directa y genera una situación grave que amenaza la disciplina y que en más de treinta años no ha evolucionado:  la falta de acuerdo terminológico. Eso quiere decir que cada autor define qué es protocolo y sus elementos de una forma diferente, lo cual dificulta aprender qué es y su desarrollo profesional. Si leemos diez libros de protocolo, encontraremos diez definiciones diferentes de la materia y sus conceptos afines. Eso no puede ser. Necesitamos una unidad de conceptos basada en la cientificidad, porque de ese modo se construirá profesión y ciencia en la misma dirección.  

VIP EDICIÓN ESPECIAL

PROMUEVA SU EMPRESA INTERNACIONALEMENTE EN NUESTRO MAGAZINE MENTALIDAD GLOBAL

PROTOCOLTODAY ACADEMIA DE PROTOCOLO & DIPLOMACIA

BIBLIOGRAFÍA

Álvarez Rodríguez, M. L. (2008). Nociones de protocolo desde la bibliografía de sus autoridades. Revista Latina de Comunicación Social, (63), 165-173. Recuperado de http://www.revistalatinacs.org/_2008/15_08_Vigo/ML_Alvarez_Rodriguez.html

Pulido Polo, M. (2015). Ceremonial y protocolo: métodos y técnicas de investigación científica. Revista de Comunicación Vivat Academia, 65, 1137-1156.

Ramos Fernández, F. (2014). El Protocolo como ciencia propia en el ecosistema de la Comunicación. Espacios posibles para transformar una técnica en una disciplina científica. Estudios sobre el Mensaje Periodístico, 19(2), 1075-1089. https://doi.org/10.5209/rev_ESMP.2013.v19.n2.43489

Sierra Sánchez, J., & Sotelo González, J. (2008). El Estado Actual Del Protocolo a Nivel Jurídico Y Profesional. ICONO 14 – Revista de comunicación y nuevas tecnologias, 11, 41.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Redacctado por Daniel Delmás, Especialista en Protocolo y Eventos

25 Mayo 2022, Países Bajos

Categoria: Protocolo de Negocios

Referencia: DD25052022PN

Fotografía: Fallon Michael

“Somos una empresa de desarrollo de capacidades que conecta valores, culturas, organizaciones, individuos y sociedades en todo el mundo”

Entradas recomendadas